qué ver en un día en Sitges
catalunya,  cerca de barcelona

QUÉ VER EN UN DÍA EN SITGES

Qué ver en un día en Sitges, esta preciosa localidad costera situada tan solo a 35 kilómetros de Barcelona. 

Calles blancas, calma y tranquilidad, ambiente pescador, playas, ambiente nocturno. Sitges lo tiene todo para enamorar. 

¿Te vienes a descubrir porque?

BREVE HISTORIA DE SITGES

Se conoce de los primeros pobladores de Sitges, que eran grupos nómadas que vivían de la caza y la pesca. La mandíbula de neandertal procedente de la Cova del Gegant que fue hallada en los años 50, tiene una antigüedad de unos 53.200 años (uno de los restos humanos más antiguos de Cataluña).

En el lugar donde hoy está el Ayuntamiento, en el s. XI hubo el castillo de Sitges . A lo largo del s XI, el territorio del Penedés y Garraf se llenó de pequeños castillos y se crearon pequeños núcleos urbanos.

El señor de Ribes cedió el dominio del castillo de Sitges en el s. XIV a una familia que en el s. XII adoptó el nombre del territorio cedido. Fue Agnés de Sitges la que en 1308 vendió sus derechos de castellanía a Bernat de Fonollar, que fue su señor hasta 1326. Bernat de Fonollar era el hombre de confianza del rey Jaime II el Justo y se convirtió en el hombre más importante de la historia medieval sitgetana.

Bernat de Fonollar fundó el hospital de Sant Joan Baptista (1324).

CÓMO LLEGAR A SITGES

Sitges tiene un buen acceso en transporte público desde Barcelona. Se puede llegar en autobús y tren. Además, una vez en Sitges, lo único que debes hacer es caminar y caminar por todas sus callejuelas. 

Solo necesitas el coche si te apetece salir de Sitges, por ejemplo para ir al Parc Natural del Garraf, o si te apetece conducir por una de las carreteras más bonitas de Catalunya: las curvas del Garraf, la carretera costera que une Castelldefels con Sitges.

Si llegas a Sitges en coche, lo ideal es encontrar aparcamiento gratuito y olvidarse del coche. Puedes probar a ir por el Paseo Marítimo, que es todo zona azul, hasta llegar a Terramar, y girar en alguna de las calles interiores, suele haber aparcamiento gratuito. 

QUÉ VER EN UN DÍA EN SITGES

PASEO MARÍTIMO

Empezar tu ruta en el Paseo Marítimo es una muy buena opción, sobre todo si aparcas en la zona de Terramar.

Empieza a caminar hacia la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla. La verás al fondo, símbolo por excelencia de la costa de Sitges.  

El paseo fue construido en 1840 y tiene unos 3 kilómetros de largo, desde el Hotel Terramar hasta la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla.

Ejemplo de casa colonial en el paseo marítimo de Sitges

Gran parte de los edificios que verás en este paseo son pequeñas mansiones de estilo colonial. Son villas que mandaron construir los llamados indianos, personas que hicieron fortuna en las américas, y al volver se hicieron casas de estilo colonial americano. 

Y es que Sitges, como muchos lugares de la costa catalana, tiene una historia muy arraigada  a las américas, y los indianos forman parte de la cultura de esta tierra.  

El primer Chiringuito de España, Qué ver en un día en Sitges
El primer Chiringuito de España

En este paseo también podrás ver el primer chiringuito de España, abierto en 1913. Le pusieron el nombre de “Chiringuito” en homenaje a la forma en que los trabajadores cubanos de la caña de azúcar elaboraban el café: con una media o calcetín haciendo de filtro que se exprimía hasta que salía un chorro o chiringuito de café. 

IGLESIA DE SANT BARTOLOMÉ Y SANTA TECLA

Iglesia de Sant Bartolomé y Santa Tecla

Cuando vemos la foto de una playa presidida por una iglesia asimétrica en una pequeña colina junto al mar, sabemos rápidamente que se trata de la vila de Sitges. Es la típica foto, el emblema de la ciudad. 

La Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla tiene unos retablos barrocos del siglo XVII y el órgano parroquial de gran riqueza es de 1699. 

 La Iglesia de Sant Bartolomé y Santa Tecla y La Sirena, Qué ver en un día en Sitges
La Iglesia de Sant Bartolomé y Santa Tecla y La Sirena

Justo delante de esta iglesia podrás ver la famosa Sirena de Sitges, una escultura creada por Pere Jou en 1964. 

MUSEO CAU FERRAT

Muy cerca de la iglesia podrás ver algunos museos preciosos. Vale la pena visitar algunos de ellos. Son una maravilla para la vista, a parte de su historia. Puedes obtener información de los museos aquí

Vamos a empezar por el museo de Cau Ferrat. 

Fue la casa-taller del pintor y escritor Santiago Rusiñol (1861-1931) convertida en 1933 en museo público. Por el legado del artista en Sitges, es considerada el templo del modernismo. Contiene las colecciones de arte de Rusiñol (forja, cerámica y vidrio), arte antiguo -El Greco- y un importante fondo de pintura y escultura de arte moderno, con obras del mismo Rusiñol, Ramón Casas, Enric Clarasó, Mas i Fontdevila, Zuloaga y Picasso, entre otros.

La plaza dónde se encuentran los dos museos y el palau

MUSEU DE MARICEL

Justo al lado tienes el Museu de Maricel y el Palau Maricel.

El Museu de Maricel muestra un itinerario artístico completo desde el siglo X hasta el realismo y figuración de la primera mitad del siglo XX a través de las colecciones de arte del Dr. Jesús Pérez-Rosales y de la Villa de Sitges, con obras de gran calidad.

La entrada del Museu de Cau Ferrat y el Museu Maricel es conjunta, ya que los edificios están comunicados. La visita del Palau Maricel va a parte.

PALAU MARICEL

Palau Maricel

Vale mucho la pena visitar el Palau Maricel. Construido entre 1913 y 1918. Es una de las joyas novecentistas de Sitges: hay que ver el Saló d’Or, el Saló Blau, las terrazas y el claustro, desde donde se aprecian unas vistas privilegiadas del Mediterráneo.

Palau Maricel,  Qué ver en un día en Sitges
Palau Maricel

Justo en ese punto, está el “Racó de la Calma”, un rincón entrañable y emblemático; un lugar donde suelen organizarse conciertos y otras actividades. Resulta muy apetecible sentarse un rato, tomar aire y luego proseguir con más energías e inspiración.

Palau Marciel

Es la visita que más me gustó de esta bonita ciudad. Para mí, un imprescindible en este post sobre qué ver en un día en Sitges. La esencia mediterránea con esos tonos blancos y azules te cautivará.

Palau Maricel,  Qué ver en un día en Sitges
Palau Marciel

CASA BACARDÍ

Facundo Bacardí Massó, fundador de la popular marca de ron, nació en Sitges en 1814. Es por este motivo que la localidad tiene la Casa Bacardí, un centro de visitas permanente instalado en el histórico Mercat Vell (mercado antiguo), un edificio modernista del casco antiguo. Ofrece a los visitantes la experiencia de sumergirse en la historia de la villa y su relación con los americanos y la familia Bacardí a través de tours guiados.

No pude visitarlo debido a su horario.

MUSEO ROMÁNTIC DE CAN LLOPIS

¿Quieres saber como vivía una de las familias más importantes de Sitges en el siglo XVIII?

Pues entonces este es tu museo. Es el más alejado del paseo marítimo y de dónde se concentran la mayor parte de atractivos de Sitges. 

Can Llopis está situado en un edificio neoclásico, construido en 1793. 

Museu Romántic de Can Llopis,  Qué ver en un día en Sitges
Museu Romántic de Can Llopis

La familia Llopis ha sido una de las más significativas de Sitges, una saga de terratenientes y comerciantes de vinos, aguardientes y malvasía, de abogados, historiadores y diplomáticos de ideología liberal y talante conservador.

RUTA DE LOS INDIANOS

Sin irte de la zona de la iglesia de Sant Bartolomé y Santa Tecla, puedes hacer una ruta para ver las casas modernistas de aires coloniales de los exitosos empresarios y comerciantes que hicieron riquezas en las américas. 

Con la Ruta de los Americanos descubrirás la Casa Folch y Torres, el Palau del Rey Moro, la Casa Aleix Vidal Quadras, la Casa Manuel Vidal Quadras, la Casa Conrad Subirá y la de Maria Montané.

CALLEJEA POR EL CASCO ANTIGUO DE SITGES

Callejear por Sitges es maravilloso, a mi me transmite mucha paz.

Callejeando por Sitges

A parte de toda la arquitectura colonial, podrás pasear pasear entre callejuelas blancas que se encuentran cerca de la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla.

Paseando por allí, un señor nos hizo fijarnos en una franja azul que había en esas fachadas blancas a ras de suelo. Nos dijo que antiguamente les hacían esas rayas azules a las casas de los pescadores, para que todo el mundo supiera que en esa casa vivía un pescador. Hoy en día hay fachadas que tienen esa raya azul solo por tradición y estética.

Callejeando por Sitges

Puedes pasear también por la Calle Mayor, con mucha vida, descubrir el Ayuntamiento y pasear por la Playa de San Sebastián y su bonito paseo marítimo.

No olvides irte de Sitges sin vivir en primera persona el ambiente de la famosa Calle del Pecado «Carrer del Pecat».

PLAYAS DE SITGES

Como no hablar de playas hablando de Sitges. Desde las playas más «salvajes» de Terramar hasta las más convencionales de Benaprés y la Ribera, Sitges cuenta con unas 17 playas que ofrecen todos los servicios necesarios para pasar un día de diez.

 Qué ver en un día en Sitges
Tomando un helado en las playas de Sitges

Detrás de la famosa iglesia de Sant Bartolomé y Santa Tecla encontramos la playa de Sant Sebastià. Es una de mis preferidas, bonita y agradable. Parece que cuando cruzas la zona de la iglesia te transportas a un lugar diferente, con otro ambiente y otro ritmo.

Monument de La Dona, playa de Sant Sebastià, Qué ver en un día en Sitges
Monument de La Dona en la playa de Sant Sebastià

Si subes hasta el monumento de «La Dona», obtendrás una fotografía preciosa.

No te vayas de Sitges sin desgustar un plato típico de comida de mar. ¡Deliciosamente mediterráneo!


¡Espero que te sirva este post para pasar un día estupendo!

Recuerda que tengo otro un post sobre Vilanova i la Geltrú, muy cerca de Sitges y de Barcelona.

Y otros post sobre Barcelona por si te interesa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.