Barcelona,  catalunya

EL CALL DE BARCELONA

Un paseo por el Call de Barcelona es algo que no puedes dejar de hacer si visitas esta ciudad. 

Aunque tengo que decirte que no quedan muchas cosas conservadas, ya que se edificó encima o aprovechando la arquitectura del Call. 

Así que esta visita es sobre todo para enriquecer tu cultura y aprender más sobre la historia de la ciudad.

El barrio de El Call es el barrio Judío de Barcelona, se encontraba y se encuentra dentro del barrio Gòtic.

Se conoce como tal desde el siglo XII. 

Hay que destacar que la comunidad judía de Barcelona era una de las más importantes y numerosas a nivel europeo. En el siglo XIV esta población rondaba las 4.000 personas.

PORQUE SE LLAMA CALL? 

El significado de Call se atribuye a dos palabras. Una proviene de la palabra judía kahal, que significa creyente. Es la teoría menos escuchada y posiblemente la menos verídica.

 La teoría más extendida es que viene de la palabra Cal juich, cuyo significado es calle pequeña o callejón.  

Más tarde, call se empezó a utilizar para definir el conjunto de calles donde vivía el pueblo hebreo de los judíos. Solamente se decía así en Catalunya.

Carrer de Marlet, el call de Barcelona
Carrer de Marlet

DOS BARRIOS JUDIOS EN BARCELONA?

Barcelona tuvo dos barrios judíos. El primero y más famoso el Call Major, y más tarde, alrededor de 1257, debido al crecimiento de la población, se creó un nuevo barrio de judíos en Barcelona, el Call Menor.

Al principio, ambos barrios estaban separados debido a que Barcelona, o mejor dicho Barcino, seguía amurallada. 

A decir verdad, el rey, más qué separar a los barrios judíos del resto de barceloneses, trataban de protegerlos.

Esto es debido a que eran una religión minoritaria y existía un fuerte antisemitismo (hace referencia a la hostilidad hacia los judíos basada en una combinación de prejuicios de tipo religioso, racial, cultural y étnico).

Es más, pagaban por dicha protección. El pago era conocido como “bossa e tresor del rei”, un impuesto anual que los obligaba a pagar una cuantía determinada.

Es por eso que en Barcelona esta comunidad no se consideraba gueto, si no una comunidad protegida por el rey.

En la Barcelona judía, los judíos vivían en sus propios barrios, pero además poseían tierras de cultivo, torres o casas fuera del barrio en algunos puntos de la ciudad, el más habitual Montjuic. 

EL CALL MAJOR

El Call major remonta sus orígenes al siglo XI, tras una citación de la calle solebat ire ad calle judaicum

Eso sí, la presencia de los judíos en la ciudad de Barcelona se remonta mucho antes de la creación de esté barrio. Concretamente en los años 850 y 877 se recogen las primeras pruebas de la existencia de los judíos en Barcelona. 

Muestra de ello, es la carta a los judios de Barcelona del presidente de dos academias en Babilonia (conocidas como Sura y Pumbedita) Amram de Sura, en 850. 

O en 877 un judío conocido como Judacot, hace de emisario entre Carlos II el Calvo (rey de Francia) y los barceloneses, y hace entrega al obispo Frodoí de 10 libras de plata para reparar su iglesia.

El Call Major estaba delimitado por las calles Call y Castell Nou (en su parte Sur), la calle de Sant Honorat (al este), la calle de Sant Sever y la baixada de Santa Eulàlia hasta llegar al muro romano (al norte), y por último una línea entre Arc de Sant Ramon del Call y dels Banys Nous (al oeste).

Hay que destacar que la apertura del muro romano en el siglo XIII, fue orden del Rey y facilitó bastante la ampliación del carrer Banys Nous y carrer d’Avinyó. Y aunque no tenía acceso directo al Call Menor ambos barrios estaban muy cerca. Este entramado de callejuelas estaba rodeando varios puntos emblemáticos actuales de la ciudad como la Plaza Sant Jaume, Sant Felip Neri, el Tempo Augusto o la Catedral.

El acceso al Call Major se realizaba mediante las puertas de la Plaça Sant Jaume y la del cruce de la calle de Sant Domènec con la esquina de carrer del Call.

EL CALL MENOR, SANAHUJA O DE ÀNGELA

La expulsión de judíos por parte de los franceses acompañada del crecimiento de las familias provocó que la población de judíos se elevará hasta la cifra de 4.000. 

Se hizo totalmente necesaria la creación del Call Menor, en el siglo XIII, cuando se derrumbó parte de la muralla romana.  

El Call Menor, también era conocido como Sanahuja o de Àngela. Esto simplemente hace referencia a los propietarios de dicho solares.

Sus límites eran el carrer de la Boqueria, de Rauric (donde había una puerta de acceso), de la Lleona y d’Avinyó.

SINAGOGAS EN EL CALL DE BARCELONA

La sinagoga era el elemento más importante de cualquier barrio judío: el centro de oración y estudio, punto de reunión, diálogo e interpretación. Ambos barrios tienen al menos una.

El Call Major tenía 3 sinagogas. 

La principal estaba ubicada en la calle Marlet número 5  con calle Sant Domènec de Call, y se edificó en 1820. Hoy en día se puede visitar por 2,50 €. Más información en su página web.

En el número 1 de esta misma calle, podemos encontrar una lápida en hebreo y su traducción, aunque años después el MUHBA ha rectificado su traducción.

Lápida en hebreo, el Call de Barcelona
Lápida en hebreo, el Call de Barcelona

También podemos encontrar la sinagoga del carrer Arc de Sant Ramon del Call en el número 15 y por último la sinagoga ubicada al lado del centro de interpretación del call.

La sinagoga del Call Menor en la calle Ferran, en la actualidad y tras la expulsión de los judíos de Barcelona, se convirtió en una Iglesia conocida en la actualidad como la iglesia de Sant Jaume.

A modo de curiosidad, en algunas porterías, en el lado derecho, aún podemos ver orificios donde los judíos clavaban una mezuzah.  En la calle de l’arc de Sant Ramón del Call hay una, con una plegaria enrollada en su interior que tocaban cada vez que entraban en la casa y que dicen se instala a modo de bendición del hogar. 

ÁMBITO LABORAL E INTELECTUAL DE LA COMUNIDAD JUDÍA EN BARCELONA

La mayoría de judios dentro del Call trabajaban de artesanos, como tejedores de velos de seda, encuadernadores, orfebres, zapateros, taberneros o vendedores. Algunos también se dedicaban al cultivo de sus tierras. 

Destacaban dentro de esta comunidad los médicos, muy apreciados por los cristianos, que iban de escondidas a que los visitaran los médicos del Call. 

Dentro de la comunidad judía también ocupaban cargos políticos o administrativos. 

También hay que destacar que ejercían cargos religiosos como rabinos y en la escuela talmúdica. 

No podemos olvidar tampoco que fueron grandes filósofos, letrados, científicos y traductores.

LA REVUELTA ANTIJUDÍA DE 1391

En 1391 un asalto antisemita mató a 300 judíos. 

El atacar y matar a los judíos ya se había realizado antes en otras partes de la Península Ibérica.  Obligándolos a convertirse al cristianismo o sino en los mejores casos echándoles de la ciudad. 

En 1492 una ordenanza de los reyes Católicos los expulsa de manera definitiva de la Península Ibérica.

MONTJUÏC, EL MONTE DE LOS JUDIOS

Montjuïc significa literalmente monte de los judios. 

Durante los siglos IX y XIV (hasta 1391 donde los judíos son expulsados de Barcelona), fue el lugar donde la comunidad hebrea enterraba a sus muertos en Barcelona.

MUHBA EL CALL

Inaugurado en marzo de 2015, el MUHBA El Call es el mejor punto de partida para conocer cómo vivía la comunidad judía barcelonesa en tiempos medievales.


Plaça Manuel Ribé, sede del MUHBA EL Call, restos de sinagoga

La sede del Museo de Historia de Barcelona en el Call, ubicada donde se encontraba la casa de Yusef Bonhiac, tejedor de velos, aborda la trayectoria de los judíos en la historia de la ciudad y el esplendor de su legado cultural, que ha perdurado hasta nuestros días y que tiene un valor universal.

La visita puede comenzar o terminar en el Museo de Historia de Barcelona, las salas sobre la Barcelona Medieval te ayudarán a conocer la comunidad judía que vivió en el Call barcelonés.

Hoy en día, las comunidades judías de Barcelona viven integradas en la ciudad, y han colaborado en elaborar toda la historia recogida en este museo. 

CÓMO VISITAR EL CALL DE BARCELONA

Yo he visitado el Call de Barcelona siguiendo las indicaciones del MUHBA, uno de mis museos preferidos de la ciudad. 

Debes tener en cuenta que se ha conservado muy poco o nada del antiguo Call. Así que vas a tener que usar mucho la imaginación con la información histórica que se te va dando. 

Es una visita liosa, ya que vas a ir leyendo información pero no siempre va a ir acompañada de soporte visual en la realidad. 

A la vez es fácil porque son muy pocas calles y hay letreros con mapas que intentan ayudarte a hacer el recorrido. 

Ejemplo de mapa que encontrarás en las calles del Call

Aunque en mi opinión, si coges un tour guiado lo vas a disfrutar más. 

CARRER DEL CALL

De la urbanización romana se conservan trazas de la muralla, escondidas entre casas, y las calles de Sant Domènec y San Honorat, de la Volta del Call (actuales calles de Sant Sever y Davallada de santa Eulàlia) y la calle del Call que iba a la puerta romana, y que en cierto momento, fue desviada, y atravesó el muro romano del que se conservan restos en la esquina con la calle Sant Domènec.

CALLE  DE SANT HONORAT

Límite este del barrio. En el extremo había uno de los portales de acceso al Call y en un callejón ahora desaparecido, la Font, la Sinagoga Poca y otras construcciones medievales bajo el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat.

CALLES DE SANT SEVER Y BAIXADA DE SANTA EULÀLIA

Límite norte del Call. Las dos calles eran conocidas como la Volta del Call. A la derecha limitaba con los dominios episcopales y a la izquierda estaba cortada por el muro romano y no se abrió hasta finales s. XIV hacia el carrer de la Palla. En el edificio esquina a la calle de Sant Felip Neri también se han encontrado silos y restos de construcciones medievales.

PLAÇA DE MANUEL RIBÉ

Plaza moderna en el centro del antiguo Call. El edificio que hace esquina en la calle del Arc de Sant Ramon del Call, construido en el siglo XVI y con restos anteriores de los siglos XIII y XIV, es el Centro de Interpretación del Call donde podemos informarnos y asistir a alguna de las actividades programadas.

CALLE DE MARLET

Una de las calles más conocidas del Call barcelonés por la lápida empotrada en el muro de la casa núm. 1. Dice: «Fundació Pia de Rabí Samuel Ha-sardí. El seu llum crema permanentment». Es una reproducción de la lápida original que recuerda esta institución judía. 

Calle de la Fruita

Siguiendo hacia la calle de la Fruita, podemos ver una imagen que nos permite imaginar cómo eran, de hecho, las calles del Call: pequeñas, estrechas, con curvas y con casas que parece que corten el paso.

CALLE SANT DOMÈNECH DEL CALL

Calle principal del Call. En ella estaba la Sinagoga Mayor (en el interior de la manzana entre las calles de Sant Domènec, Marlet, Arc de Sant Ramon del Call y la actual plazoleta de Manuel Ribé), y las casas de los miembros más importantes de la comunidad. Al inicio, junto a la calle del Call, el portal de acceso al barrio y la carnicería.

CALLE DE SANT RAMÓN DEL CALL

Sigue la línea interior del muro romano. No tenía salida a la calle del Call, y, por un puente elevado, se comunicaba directamente con el Castell Nou, fortaleza medieval construida sobre la puerta romana. Tiene un trazado muy irregular, en forma de cuatro. Al final de la calle había existido un callejón que iba hasta la Baixada de santa Eulàlia.

ELS QUATRE CANTONS DEL CALL

Estas cuatro calles (cruce de Banys Nous, Boqueria, Avinyó y Call), al pie del Castell Nou por su parte exterior, es decir, fuera del recinto romano, iniciaron su urbanización a mediados del siglo XIII, cuando el rey autorizó la apertura de puertas y ventanas en el antiguo muro romano. 

Antes, sin embargo, una importante construcción ocupaba la esquina entre la Calle dels Banys Nous y el de la Boqueria: els Banys Nous, los baños públicos medievales de la Ciudad. Estaban situados en el espacio ocupado ahora por un edificio con unos destacados esgrafiados barrocos.

Els Banys fueron fundados en 1160 por el judío Abraham Bonastruc, asociado al conde Ramon Berenguer, y estuvieron en uso hasta el siglo XVI. El edificio estaba construido según la tradición árabe de las casas de baño, pero con técnicas y decoración románicas; tenía varias salas y dependencias, entre ellas una destinada a miqvé. El edificio se mantuvo en pie, sin uso pero, enterrado debajo de la casa hasta 1835.

CALL MENOR

Es una urbanización del siglo XIII, planeada y planificada, formada por cinco manzanas, con una sinagoga y una plaza en el centro. No tenía comunicación directa con el Major que acabamos de visitar. 

Sus límites eran las calles de Boqueria, Raurich, de la Lleona y Avinyó. Tenía dos puertas, una al pie del Castell Nou y la otra en la calle de la Boqueria. 

La calle de la Boqueria fue ocupada posteriormente por los conversos que se establecieron con sus negocios: orfebres, tejedores de velos, sastres, zapateros. 

La Volta del Remei, El Call de Barcelona
Carrer de La Volta del Remei

La Volta del Remei, entrando por Boqueria, conserva todavía una torre medieval del siglo XIII. El Arco de Santa Eulàlia, entrando también por Boqueria, está formado por una torre medieval de mediados del siglo XIV, llamada Torre de Santa Eulàlia. 

La Sinagoga fue convertida en iglesia de la Trinitat por unos conversos; amplió después a Convento y actualmente es la iglesia de Sant Jaume.


Si quieres saber más cosas sobre Barcelona no dudes en visitar otros post como:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.