España,  islas canarias,  Lanzarote

ISLA DE LA GRACIOSA

La Isla de La Graciosa es un paraíso virgen, de arenas doradas y playas paradisíacas. Sin asfalto. 

Sí sí, has leído bien. Sin asfalto. 

Naturaleza, paz y felicidad es lo que respirarás en esta isla de las Canarias. 

Es la menos conocida, pero espero convencerte de que vale mucho la pena visitarla.

CÓMO LLEGAR A LA ISLA DE LA GRACIOSA

Existen líneas regulares de ferrys desde el Puerto de Órzola, con una frecuencia aproximada de salidas cada 30 minutos. 

Consulta precios y horarios aquí

Mi compañía preferida en las islas es Líneas Romero, cuando yo fui siempre era la más barata.

DÓNDE DORMIR EN LA ISLA DE LA GRACIOSA

Dicen que quedarse a dormir en La Graciosa es algo que debes experimentar. Quedarse prácticamente solo en la isla, cuando la mayoría de turistas se han ido con el último ferry.  

Así saboreas la esencia de la isla. 

Yo no me quedé a dormir porque al viajar en época covid, ya había poca gente en la isla durante el día. Decidí fluir. Y tuve suficiente con quedarme hasta el último ferry. No había nadie. 

Básicamente toda la oferta de alojamiento se concentra en Caleta de Sebo, el pueblo más grande. Es dónde llega el ferry. 

También podrás encontrar algún alojamiento en Pedro Barba.

Incluso ofrecen también zonas de acampada habilitada. 

Podrás encontrar información en internet. Es recomendable reservar antes de ir, ya que la oferta es limitada. Reserva con antelación sobre todo si vas en Carnaval, Fiestas del Carmen (16 de Julio), Semana Santa y Navidad.  

CÓMO MOVERSE EN LA ISLA DE LA GRACIOSA

Como ya he dicho, en la Graciosa no hay asfalto. Solo hay coches autorizados para estar ahí. 

Lo mejor es ir caminando o en bici. 

Hay unos servicios de taxi que te llevan a cualquier parte de la isla, y te dan la vuelta entera si quieres. 

Mi recomendación personal es que des la vuelta en bici. Sentirás más de cerca la naturaleza de este lugar tan salvaje y virgen. 

Isla de La Graciosa en bici
En bici por la Isla de La Graciosa

Te recomiendo que llegues en el ferry de primera hora, alquiles bici, des la vuelta a la isla, y si quieres, luego, descanses en alguna playa. 

Sigue leyendo para saber a qué playas llegar caminando o en bici (o taxi). 

QUÉ VER EN LA ISLA DE LA GRACIOSA

Vamos a ver todo lo que puedes ver en esta isla, iniciando la vuelta caminando hacia el sur. 

¿Te vienes a dar la vuelta a la isla?

RECOMENDACIONES EN LA ISLA DE LA GRACIOSA

Recuerda que en cuanto salgas de Caleta de Sebo no vas a encontrar sombras, supermercados, chiringuitos, kioscos. Nada. Ningún servicio. 

Por eso es muy importante que lleves ropa, gorra, gafas de sol y crema del sol, para protegerte de la radiación solar. 

Además recuerda llevar comida y agua suficiente si quieres pasar el día por la isla, fuera del núcleo de Caleta de Sebo. 

CALETA DE SEBO

Toda la vida se concentra aquí. Llegarás con el ferry al puerto de Caleta de Sebo. 

Pasea por sus calles de arena y casas blancas. Es muy curioso y relajante. 

Caleta de Sebo

Todo lo que necesitas en la isla lo tienes aquí. Aquí y en ningún sitio más. Tenlo claro. 

Supermercados, restaurantes y alojamientos. 

También podrás alquilar una bici aquí si te apetece. Hay muchas empresas de alquiler, el precio es bastante similar. 

Las empresas de taxi también las verás por aquí. 

Si te gusta bucear, en esta isla podrás hacer alguna inmersión. Yo no buceo, pero nada más bajar del ferry hay una empresa de buceo, y dicen que es muy bonito. 

Paseando por el pueblo podrás descubrir entre otras cosas la iglesia y un museo.

PLAYA DEL SALADO

Si caminas hacia el sur, es la primera playa que vas a encontrar. Primero pasarás por la zona habilitada para la acampada, y luego llegarás a la playa.

Deberás caminar unos 15-20 minutos. Mejor caminando que en bici, los caminos son demasiado arenosos para la bici. 

Bueno, realmente todo es playa. De aguas turquesas y arena dorada. Con rocas a la entrada. Cuando baja la marea quedan algunas mini piscinas. 

Playa del Salado, Isla de La Graciosa
Playa del Salado

Lo más bonito de esta playa son sus vistas al Risco de Famara. 

Pero no te quedes en esta, de buenas a primeras, sigue explorando, vale la pena. 

Playa del Salado

PLAYA FRANCESA

Desde Caleta de Sebo, a unos 35-40 minutos caminando. Mejor caminando que en bici, los caminos son demasiado arenosos para la bici. 

Es una de las playas más conocidas y más turísticas de la isla. No es para menos. Es preciosa. De aguas cristalinas, turquesas y calmas. Realmente paradisíaca. 

Normalmente hay mucha gente, ya que hay muchas excursiones en barco que llegan hasta esta playa. Además, la mayoría de turistas se queda en esta playa y no sigue caminando. 

Playa Francesa, Isla de La Graciosa
Playa Francesa

Es una playa bastante grande, ideal para familias también. 

Si has caminado hasta aquí, mi consejo es que sigas, unos 10-15 minutos más. Ya no viene de aquí, y vale la pena.  

PLAYA LA COCINA

A unos 10-15 minutos de Playa Francesa, es decir que tardarás unos 50 minutos en llegar desde Caleta de Sebo. 

Es una preciosa playa a los pies, literalmente, del volcán Montaña Amarilla. 

Playa La Cocina, Isla de La Graciosa
Playa La Cocina

Aguas calmas, cristalinas, turquesas. Arena dorada. Entorno de infarto. 

Esta es mi recomendación si no te apetece coger la bici. 

Aunque a mi me dió tiempo de dar la vuelta en bici por la mañana, dejarla en Caleta de Sebo, y caminar hasta esta bonita playa para tomar el sol y descansar por la tarde. 

MONTAÑA AMARILLA

Es la montaña que resguarda la Playa de La Cocina. No subí, ni hice ninguna excursión. Pero se que se puede porque había muchos caminos por allí. 

Siempre puedes aventurarte y luego contármelo. Yo encantada. 

Montaña Amarilla

PLAYA DE LAS CONCHAS

Para mi, la mejor sin ningún tipo de duda. 

En mi opinión, la playa más bonita de todas las islas Canarias. 

Playa de Las Conchas, Isla de La Graciosa
Playa de Las Conchas

Hay 5 km de Caleta de Sebo a esta increíble playa. Puedes ir caminando, cosa que no recomiendo porque pierdes mucho tiempo. Puedes ir en taxi, o puedes ir en bici. 

Yo escogí las dos veces que fui la bici. Es muy divertido y recomendable. La sensación de ir en bici por un entorno tan volcánico y virgen es indescriptible. 

Tengo que decir que hay alguna cuesta, pero siempre corta y fácil. No te dejes engañar por el principio, que es ligeramente duro. Luego es muy asequible. Lo prometo. No miento. No soy una súper atleta. Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirme. 

Playa de Las Conchas, Isla de La Graciosa
Playa de Las Conchas

La playa suele tener oleaje, pero es igualmente bonita. Infinitas dunas de arena dorada clarita y aguas turquesas. Es una playa enorme, a las faldas de la Montaña Bermeja. 

Desde esta playa también podrás observar los otros islotes que conforman el archipiélago Chinijo.

MONTAÑA BERMEJA

No es para nada imprescindible subir. Pero si eres culo inquieto y te apetece, se sube súper rápido, más de lo que parece desde abajo. 

Las vistas de toda la isla son impresionantes. 

Montaña Bermeja, a sus pies, la playa de Las Conchas

PLAYA LAMBRA

Si ya has cogido la bici (o el taxi) para ir a la Playa de  Las Conchas, y después de disfrutar un rato de este rincón paradisíaco, sigue pedaleando unos 15 minutos, llegarás a Playa Lambra. 

No es la más bonita, pero es entretenido pedalear con estos paisajes y ver como van cambiando las vistas. 

PEDRO BARBA 

Si continuas en bici, en unos 15 minutos llegarás a Pedro Barba, el otro núcleo urbanizado de la isla. 

Mucho más pequeño, pero también es muy bonito. Allí no hay servicios, pero sí una bonita playa donde pegarse un remojón antes de seguir pedaleando. 

En unos 30 minutos de divertido descenso en bici, llegarás de nuevo a Caleta de Sebo. 

Bueno, primero alguna subida y luego si, descenso. 

Espero que disfrutes de una de las islas más auténticas de Canarias. 

Escríbeme si te sirvió mi información. Gracias. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.