CAMINO DE SANTIAGO,  España

SANTIAGO – MUXIA – FISTERRA

La ruta de Santiago – Muxia – Fisterra son unos 117,3 kilómetros de peregrinaje que te llevan al fin del mundo. La ruta está dividida en 4 días, aunque puedes intentar hacerla en más días y hacerla un poco menos dura.

Este tramo es el Bonus Track del Camino de Santiago, ya que el kilómetro 0 del camino se encuentra en la plaza del Obradoiro. Se supone que todos los caminos llegan allí. Ese es el lugar dónde termina el peregrinaje. Entonces llegas allí y dices, ¿y ahora qué? Pues vámonos allí dónde se termina la tierra. 

La verdad es que vimos varias personas que hacían este tramo de Santiago – Muxía – Fisterra del revés, vamos empezando en Fisterra y en dirección Santiago. Para llegar a la Plaza del Obradoiro. Pero a mí me gusta más la idea de caminar hacia el fin del mundo. 

Es un tramo muy fácil. Nada técnico. Hay mucho asfalto. Demasiado para mi gusto. Así que incluso puedes ir en sandalias de trekking + calcetines si vas en verano, ya que el asfalto y el calor destruye los pies. Además, son muchísimos kilómetros.

Si quieres saber cómo cuidar tus pies, visita este post, te lo explico todo lo bien que puedo.

Lo voy a contar todo a modo de diario de viaje, ya que creo que es útil saber con qué te vas encontrando cada día de ruta.

Pero primero de todo…

PORQUE HASTA FISTERRA?

La idea de peregrinación hacia las tierras más occidentales de Europa ya estaba presente en las creencias de los pueblos celtas, relacionadas con el viaje que a diario realiza el sol.

La estrecha relación de Fisterra con el culto jacobeo fue la que estableció que el Camino de Fisterra fuese una de las primeras rutas que pisaron los peregrinos. Tanto es así que ya en el siglo XI aparece citada la Ciudad de Duio en el Códex Calixtinus ( Libro III). Según testimonios antiguos, en Fisterra existió una vieja ciudad pagana, Dugium (hoy Duio), por donde pasaron los restos del Apóstol a fin de ser enterrados en los confines del Occidente. Los discípulos solicitan permiso a la reina de la región, de nombre Lupa; que los remite al gobernador de Dugium, que ordena que se les prepare una emboscada y que se los mate, descubierto el plan consiguen huir.

La antigüedad de esta ruta se comprueba en documentos de 1119 en los que se cita la preocupación del Rey Alfonso VII y el Abad de San Julián de Moraime por dar hospedaje a los peregrinos que se acercaban a la zona. En 1355 el peregrino Jorge Grisaphan describe en su diario la peregrinación a Fisterra. En 1465 León de Rosmithal, 1462 Sebaldo Rieter, en 1581 Erich Lassota, 1583 Julián Iñiguez de Medrano, todos ellos narran sus peregrinaciones al final de la tierra.

Gracias a la costumbre de los peregrinos de acudir al Fin del Camino a cumplir los rituales de bañarse y ver la puesta de sol, se dispone de un amplio velatorio de los viajes de los caminantes de la Edad Media, que corroboran la antigüedad de la ruta a Fisterra y su interés por las connotaciones históricas y sus leyendas.

SANTIAGO – MUXIA – FISTERRA – DIARIO DE VIAJE

DIA 0

Vuelo de El Prat- Barcelona hasta Santiago. 

Bus desde el aeropuerto hasta el centro de Santiago de Compostela, 1 euro. 

Disfrutamos del día en Santiago de Compostela, visitando el centro. Y para qué engañarnos..comiendo y bebiendo para intentar olvidar los kilómetros que nos quedan por caminar…

También nos hacemos con nuestra credencial del Peregrino, para poder ir sellando durante el camino y poder obtener al final de la ruta nuestra Fisterrana, el diploma que acredita que hemos llegado al final de la ruta. 

La Credencial se puede obtener en varios lugares, nosotras las cogimos en la oficina de Correos. 

Comemos en “La Tita”, la tortilla más famosa de Santiago de Compostela. Está riquísima, y lo mejor es que te ponen una tapa de tortilla con cada bebida que te pides. 

Tienen dos locales “La Tita” y “La otra Tita”, están cerca, en la misma calle. 

Después de pasear por el centro y descansar un rato en casa refugiadas del calor mortal de esta bonita ciudad, salimos a tomar algo. 

Hacemos unas cervezas y unos vinitos en la “Cervecería Xuntanza”, y estamos tan a gusto que nos quedamos a cenar. 

Nos vamos a dormir más tarde de lo que nos gustaría. La emoción nos puede. 

No estamos preparadas para empezar el camino. Pero no queda otra. Mañana empieza la aventura peregrina. 

Disfrutando de Santiago de Compostela antes de empezar el peregrinaje

DIA 1

Primera etapa, Santiago – Negreria 22 km. 

Empezamos nuestro peregrinaje de Santiago- Muxia- Fisterra con  “pocos” kilómetros, que nos sirven para aclimatarnos. 

Igualmente salimos a caminar a las 6h de la mañana para evitar al máximo el calor del mediodía. 

Es una etapa predominada por el asfalto. 

Al poco de salir de Santiago podrás disfrutar de las vistas de la ciudad.

Vistas de la ciudad de Santiago de Compostela

Poco más de la mitad del tramo, llegas a Ponte Maceira, un pueblo incluido en la lista de los pueblos más bonitos de España. 

La verdad que al llegar…te das cuenta de porqué está en esta lista. Es precioso y el río que lo cruza lo hace un lugar totalmente idílico. 

Destaca el gran puente Románico, construido sobre el río Tambre en el siglo XIII, aprovechando los pilares de otra romana anterior. Consta de cinco arcos y dos más pequeños. El puente une los municipios de Ames y Negreira, además cabe destacar el conjunto monumental formado por el poblado primitivo, un antiguo molino, presa, capilla de San Blas y el Pazo de Baladrón (S.XIX).

Ponte Maceira, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
Ponte Maceira

Llegamos a Negreira, y probamos por primera vez el caldo gallego. Buenísimo caldo que se convirtió en nuestro preferido para reponer fuerzas cada día después del camino. 

Caldo gallego, Camino de Santiago

Paseamos un rato por el centro de Negreira y cenamos en “A Esmorga”. 

Vamos a dormir, otra vez más tarde de lo que nos gustaría. 

DÍA 2

Segunda etapa, Negreira – Olveiroa 34 km. 9 horas caminando, casi nada. 

Empezamos a caminar a las 6h de la mañana, de noche, con niebla. Bastante tramo de bosque a primera hora, como ¼ del camino de hoy es bosque. Después empieza a aparecer el asfalto y nos acompaña hasta el final casi todo el rato. 

SANTIAGO – MUXIA – FISTERRA

Nos hace bastante niebla todo el rato, cosa que facilita el hecho de no morir de calor. Al final nos sale el sol. Y los últimos kilómetros bajo el sol se hacen duros. Pero hay que tomarlo con humor, y disfrutar de la compañía. 

El día de hoy terminamos muertas, y hacemos poco más que descansar, masajitos y cenar prontito. 

Valoramos despertarnos más pronto al día siguiente para evitar la última hora de sol del mediodía, pero vemos que va a estar nublado todo el día. Así que seguimos con el plan de empezar a caminar a las 6h. 

DÍA 3

Tercera etapa, Olveiroa – Muxia 34 km, otras 9 horas para el body.  

Empezamos a caminar a las 6h de la mañana. Mucha niebla. Lluvia de esta del norte rollo xirimiri, que parece que no moja pero que va calando. 

Niebla durante el camino

Bastante asfalto todo el camino. Este año me cuesta valorar si el camino es bonito o no. Porque entre el mal tiempo y la oscuridad me cuesta. 

Si que pasamos por algún bosque, pero el camino está asfaltado…

Ahora bien. Llegar a Muxía es muy TOP. Cuando te vas acercando y empiezas a ver la playa a tramos. Es ESPECTACULAR. 

El tramo que llega a Muxía es muy bonito, pasas por bosques y se ve todo muy verde.

El pueblo desde lejos se ve precioso, y cuando estás dentro, confirmas lo bonito que es. 

MUXIA

Muxia es uno de los pueblos marineros con más encanto de Galicia, situado en plena Costa da Morte, con muchas rutas para hacer, miradores, playas paradisíacas, historia y gastronomía. 

Pero el Camino de Santiago da para lo que da, y las energías que te quedan después de caminar 9 horas también. Así que turismo haces lo justo. 

Es cierto que no miramos mucho dónde comer y aún así comimos y cenamos genial. También encontramos una panadería donde comprar pan para el día siguiente que tenía todo una pinta increíble. 

Paseamos un poco por el centro y nos dirigimos hacía el faro, el kilómetro 0 de la ruta que termina en Muxía. 

Lo primero que nos llama la atención es la Iglesia parroquial de Santa María de Muxia, situada bajo la protección del Monte Corpiño. Las primeras referencias de esta iglesia de estilo románico de transición datan del año 1176. 

Santa María de Muxía, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
Iglesia Parroquial Santa Maria de Muxia

Seguimos caminando en dirección al mar y encontramos La Herida, la escultura que nos recuerda el desastre del Prestige. 

Escultura de la Herida y km 0 Muxía, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
Escultura de la Herida y km 0 Muxia

Muxia es uno de los pueblos marineros de Galicia más castigados por aquella marea negra que acabó con la mayoría de vida pesquera de la zona.  

Allí mismo está también el monolito que indica el km 0 de Muxia. 

Podrás observar también un santuario precioso casi a pie de mar. Es el Santuario de la Virgen de la Barca, o Santuario da Virxe da Barca.  

Santuario de la Virgen de la Barca, Muxía, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
Santuario de la Virgen de la Barca, Muxía
SANTUARIO VIRGEN DE LA BARCA

Se cree que donde la Virgen María llegó en una barca de piedra para dar ánimos a Santiago Apóstol, pues hasta allí llegaba su camino.

De hecho, la romería que cada año se celebra allí en septiembre es uno de los momentos más especiales y es perfecto para visitar Muxía. Pero más allá de eso, el interés del templo está en el amor que le profesan sus fieles, que lo han reconstruido en múltiples ocasiones, ya que al estar tan cerca del mar, ha sido víctima de los temporales más fieros así como de un brutal incendio.

Los alrededores del santuario son espectaculares, y las enormes piedras que lo rodean tienen significado propio, pues algunas de ellas, acorde a la tradición, son restos de la embarcación que trajo a la Virgen hasta el lugar:

  • Pedra de Os Cadrís (Riñones): Esta es la piedra a la que se le atribuyen propiedades curativas. Al parecer, si se pasa 9 veces por debajo, se curan las enfermedades de riñones y dolores de espalda. También simboliza la vela de la barca de la Virgen.
  • Pedra de O Temón (timón): Su forma recuerda al timón de la barca que podría haber traído a la Virgen.
  • Pedra dos Namorados: Allí era donde los enamorados se juraban amor eterno.
  • Pedra de Abalar (oscilar): Quienes conseguían mover esa piedra, estaban libres de pecado. De otro modo, la piedra no abalaba u oscilaba.

La verdad es que a nosotras nos pareció un lugar mágico, precioso, pese a estar totalmente encapotado el cielo. 

Dicen que el atardecer desde allí es espectacular. No lo pudimos disfrutar. Excusa para volver jeje

DÍA 4

Cuarta y última etapa del camino de Santiago – Muxia – Fisterra, Muxia – Fisterra, 31km. Bueno, y alguno más hasta el faro. 

Esta etapa me pareció la más bonita, aunque a primera hora de la mañana comimos mucha carretera y mucho asfalto, bajo la niebla espesa que nos mojaba constantemente. 

En esta etapa la primera parada que puedes hacer para desayunar es a los 20 km, así que paciencia y lleva reservas en la mochila por si acaso. 

Llegamos por fin a Fisterra, un pueblo precioso. Tengo que admitir que mientras yo moría y dormía en el alojamiento, mis compañeras fueron a buscar los diplomas a la Oficina de Turismo. Así que si, tengo mi Fisterrana y no la fui a recoger yo xd

Credencial del peregrino y Fisterrana, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
Con la credencial del peregrino y la Fisterrana

Después de habernos duchado, comido y repuesto fuerzas suficientes, nos dirigimos fresquitas y sin mochilas al km 0 de la ruta de Fisterra, al fin del mundo, al faro. 

Si no recuerdo mal, solo son unos 3km más como mucho, y se hacen en un plis. 

monolito km 0 Fisterra, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
El monolito del km 0 Fisterra

Allí podrás observar el faro, el monolito que indica el km 0 de Fisterra, la mítica escultura de la boda del peregrino, y la cruz de los peregrinos. 

La cruz de los peregrinos, Fisterra, SANTIAGO - MUXIA - FISTERRA
La cruz de los peregrinos , Fisterra

El faro es un lugar muy transitado, tanto por peregrinos como por turistas. Se puede llegar en coche y hay un parking enorme. Cosa que hace que haya bastante gente disfrutando de sus vistas e intentando disfrutar del atardecer, como nosotras, que otra vez nos pilló con el día nublado. 

Aún así, es un lugar de esos en los que puedes sentir la energía en el ambiente. 

Personalmente, me encantó llegar al fin del mundo. 

FISTERRA

Finisterre es un lugar mágico y de un gran simbolismo, porque es aquí donde termina el camino para muchos peregrinos. De hecho, se trata del segundo lugar más visitado de toda Galicia, después de Santiago de Compostela.

Solo al llegar a Finisterre se puede ver la inmensidad del océano, que para muchos místicos simboliza el fin del mundo, o el inicio de la tierra de los muertos.

Pero si el cabo Finisterre es un lugar místico, es porque este lugar fue considerado por varias civilizaciones como un punto de encuentro divino. Seguramente una de las leyendas e historias más conocidas es la del Ara Solis, un supuesto altar al Sol creado por los fenicios para venerar al rey de los astros. Cada tarde, al ponerse el Sol, los antiguos le rendían pleitesía para que les concediera su favor más preciado: la fertilidad. Y es que, para estas civilizaciones, el Sol era la fuente de vida de todo lo que ocurría en la Tierra, desde la agricultura a la fertilidad de hombres y mujeres. Según la tradición jacobea, en cambio, este altar fue encontrado por primera vez por los romanos, y destruido después por el apóstol Santiago en nombre de la cristiandad.


RECUERDA

Recuerda que si quieres saber más sobre como organizar tu Camino de Santiago, puedes ampliar información aquí.

Para buscar alojamiento durante el camino si lo de los albergues público no es lo tuyo, te recomiendo booking.com.

Ideas de tours que puedes hacer cuando llegues a Finisterre:

PASEO EN BARCO POR FINISTERRE

TOUR POR FINISTERRE PARA INSTAGRAM

PASEO EN BARCO AL ATARDECER

TOUR POR LA RUTA DE LOS NAUFRAGIOS

KAYAK A LA CASCADA DE ÉZARO

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.